Tenso e incómodo así se podría describir el particular encuentro que tuvo la reina doña Sofía con Corinna Larsen, la examante del rey Juan Carlos I.

La propia empresaria alemana reveló cómo fue el encuentro con la esposa del que fue su amante durante muchos años. La explosiva confesión la hizo en el polémico podcast «Corinna y el rey» donde ha ofrecido detalles inéditos de su relación con el padre del rey Felipe.

Cómo fue el encuentro entre Corina Larsen y la reina Sofía

Para empezar, Corinna habló de su estancia en La Angorrilla, una señorial casa ubicada a escasos kilómetros de La Zarzuela y que se convirtió en el nido de amor de Juan Carlos I y la empresaria. Allí ella temía «moverse» mucho para evitar algún tipo de encuentro con la esposa del rey.

«Tenía bastante miedo de poner un pie en el palacio, a menos que tuviera el 100% de seguridad de que durante mi visita no coincidiría con ella. También por respeto, porque lo último que quería era montar una escena», admitió Larsen.

La Angorrilla, el lugar donde Larsen vivía su amor con el rey Juan Carlos I. Foto: Agencias

Sin embargo, todas las precauciones no sirvieron de mucho cuando en una ocasión se encontró con la reina mientras estaba en una reunión con amigos. La alemana recordó que fue algo desagradable.

«Sofía saludó al invitado y luego me señaló a mí y me dijo algo así como: ‘Sé quién eres», precisó. Según contó Corinna, el rey Juan Carlos se quedó en shock y no hizo ningún comentario. «Fue una escena bastante vergonzosa para todos los que estábamos allí», recalcó Larsen.

A pesar de que la permanencia de doña Sofía fue más larga, la empresaria no quiso proporcionar otros detalles de ese incómodo momento.

Corinna Larsen, el rey Juan Carlos y el hijo de la empresaria. Foto: Agencias

En sus revelaciones también contó cómo para ella el rey era su marido, incluso se llegó a hablar de boda con anillo de compromiso incluido. Don Juan Carlos le regaló una impresionante joya que pocas veces usaba debido a que era «gigantesco», como llegó a confesar.

«Si teníamos una cena con algunos amigos, entonces ahí sí me ponía el anillo. Él estaba muy orgulloso de ello. Se lo enseñaba a sus amigos, y todas las esposas lo querían ver. Solo tuve la precaución de no ponérmelo en reuniones donde pudieran verlo y provocar rumores en torno al palacio», afirmó.

COMPARTIR ESTE ARTÍCULO
Ledys Torres

Recuerda que nos esforzamos por crear contenidos originales para todos nuestros lectores, de manera que hacemos énfasis en que añadas un enlace de vuelta a esta noticia si deseas citar, reproducirla total o parcialmente.

Comments are closed.

Exit mobile version